Resurgir de las Cenizas

En los medios abunda la noticia sobre el incendio a la catedral de Notre Dame,  se tejen historias malvadas obre lo que allí sucedió y se forma el enfrentamientos entre los defensores de la iglesia católica y sus detractores. Parece que este incidente le da cabida para que liberen el odio atroz que las personas guardan en su interior.

Nadie puede estar feliz con el mal que sucede a otros, porque esto no es sano.  Sentirse contento por el mal ajeno, amerita una condición mental que requiere de ayuda espiritual y psicológica. Este tipo de incidentes no es la primera vez que sucede.

Las pruebas sobran de que hay que las iglesias o catedrales que se han derrumbado por diversos motivos pero han resurgidos para convertirse en nuevas y mas bellas estructuras físicas que son adoradas por la comunidad mundial, donde los católicos consiguen de nuevo el cobijo de nuestro Dios y todos los santos.

Los vándalos tienen deficiencias sociales, emocionales y mentales que siguen causando estragos en la sociedad, este hecho asilado del incendio de la Catedral de Notre Dame solo les da una excusa para sacar sus demonios contra la propiedad ajena.

De manera individual debemos proteger nuestra propiedad contra esas personas que solo piensan en destruir lo que a otras les ha costado construir. Hoy hay cerrajería ignifugas que pueden  mantener las puertas cerradas para evitar el vandalismo después de cesado el fuego, los cerrajeros profesionales están a atentos a estos episodios para colaborar a salir del caos de la tragedia y de los abusadores.

Catedral de Notre Dame

Los franceses han llorado la perdida de este monumento religiosos que en sus territorios pertenecientes al mundo también. El episodio fue muy triste al ver caer a pedazos. Se pudieron confundir la actuación de los opositores de la iglesia católica y los fanáticos que se abocaron a recoger los escombros y llevárselos, por el alto valor sentimental que pueden significar para ellos.

El odio feroz

Otras iglesias aledañas han sido profanadas sin motivo alguno, se habla de que la iglesia de Notre Dame fue incendiada en 7 puntos para que no quedara nada de su estructura, pero otros afirman que se debió a un error en los trabajos de renovación. Se habla de que han sido 12 iglesias violentadas.

Rayos, terremotos o guerras

Otros hechos a través de la historia  han devastado centros religiosos católicos cristianos de gran envergadura. El terremoto de 1755 derrumbo parte de la catedral de Lisboa, la cual fue reconstruida en siglo XX. La catedral de Nuestra Señora de Reims y la catedral de San Martin de Ypres, fueron bombardeadas en medio de la guerra mundial.  Ambas fueron reconstruidas, el proceso llevo décadas pero se logro salvar de las cenizas.

La catedral de León se incendió por la caída de un rayo, que hizo a arderla madera, esta también se reconstruyo ya que los daños fueron menores gracias a los consejos de ingeniosos que decidieron no mojarla para que le peso de la humedad no las hiciera colapsar. Notre Dame no será la excepción, esperemos su pronta recuperación.