¿Por qué sobrevive la religión católica a pesar de tantos escándalos en sus altas cúpulas?

La religión católica ha pasado por mucho durante toda su vida, y es que desde que el cristianismo nació, los que dicen ser cristianos han sido perseguidos y hasta asesinados, siendo presa de leones y principal atracción en los circos romanos.

Pero a pesar de la persecución de todos los escándalos que en la era contemporánea la religión católica tiene, aun así, esta se mantiene firme y muchos de sus seguidores siguen teniendo fe y perteneciendo a esta religión que si lugar a dudas es una de las más importantes del mundo.

Y es que la religión católica tiene sus bases bien cimentadas, y eso es lo que importa en cualquier institución, y en cualquier proyecto de vida, debes tener claro que es lo que quieres hacer, como en la seguridad, por ello si no tienes bien claras tus proyectos de seguridad, debes confiar en cerrajeros profesionales.

Porque en la actualidad hay que buscar la ayuda de los expertos si no se sabe cómo lograr algo que desconocemos y en lo que no somos expertos, por ello para la seguridad de tus bienes, busca siempre la ayuda de los cerrajeros profesionales, y veras que no quedaras defraudado.

Y hablado de fraudes, en la religión católica, sus seguidores dicen no sentirse defraudados, a pesar de los escándalos de corrupción, de los abusos sexuales cometidos por sacerdotes, obispos y cardenales y hasta de acusar al propio papa de ser retrogrado.

Pero la iglesia se mantiene firme por una razón, y es que los católicos convencidos saben que su cabeza no es un hombre, que su cabeza es Jesucristo, y tienen la convicción del perdón de los pecados.

El perdón por encima de todo, y aceptar al otro como es ha ayudado mucho a la iglesia

En otras instituciones, escándalos como los que ha sufrido la iglesia católica bastarían para que la misma fuera destruida en poco tiempo, pero se ve claramente de que la fe de los católicos esta afianzada, y la práctica de sus mandamientos también ha ayudado.

Y es que aunque se han tomado medidas significativas en quienes han sido protagonistas de estos escándalos, el perdón ha sabido reinar en los corazones de los católicos, y no es que se acepte la corrupción o la pedofilia, sino que los católicos saben que los sacerdotes, también son pecadores, como lo eres tú y como lo soy yo.

Especialmente en Latinoamérica hay un dicho muy popular que dice que de todo hay en la Viña del Señor, y por ello se sabe que no todos los que son católicos, incluyendo sacerdotes y laicos, tienen un comportamiento perfecto, sino que también los mismos pueden tener pecados graves.

Y aunque estos pecados traspasen las fronteras y puedan empañar un poco a la iglesia como institución, nunca lograran destruirla, porque la iglesia católica no sobrevive porque sea una institución, vive porque se afianza en su fe, se mantiene porque sus feligreses viven su fe intensamente.