La seguridad en la época cristiana y precristiana

Para muchos puede causar cierta sorpresa cuando hablamos sobre seguridad en la época bíblica, pero lo cierto es que el concepto de cerraduras ya se había introducido desde hace tiempo gracias a los egipcios.

Por supuesto, parte de esa influencia se introduciría en los judíos de la época del imperio egipcio, aunque claramente habría otros elementos integrantes, los cuales servirían más adelante para que la cerrajería evolucionase a lo que conocemos hoy.

La seguridad se hace presente en muchos escenarios que jamás te imaginarias, aunque si eres lo suficientemente listo te puedes hacer una clara idea de cómo se preservaban los utensilios ceremoniales y otros elementos. ¿Te animas a saber cuáles son?

  1. El Arca de la Alianza

También conocida como el Arca del Pacto, se trata de un artefacto que era desplazado por cuatro hombres que debían cumplir requisitos especiales para cargarla, ya que esta contenía elementos sagrados dentro de ella.

Cuentan los libros de la ley de Moisés, que de sujetar de forma incorrecta el Arca, las personas podrían morir por el poder que ésta emanaba, es decir, su contenido. El contenido del Arca estaba compuesto por las tablas de la ley de Dios, el Maná y la vara de Aarón.

Asimismo, esta caja estaba forrada en oro y otros materiales, y la tapa estaba conformada por dos querubines, que representaban que el poder de Dios preservaba esa Arca.

En todo caso, se desconoce el paradero del Arca de la Alianza y ciertamente no se menciona en ningún lado que este artefacto estuviese resguardado por algún sistema de seguridad, al menos no humano o de este mundo.

  1. El templo de Dios en el desierto

Uno de los mandatos de Dios mientras los israelitas se encontraban en el desierto, es que se construyera un lugar para adorarle, conocido como el Tabernáculo de Dios.

Estaba compuesto de diferentes sectores en los que se ubicaba el patio donde se depositaban algunos desechos de los sacrificios. Otro era el Lugar Santo en el que había mayor circulación, y el lugar Santísimo al que solo ingresaba el Sumo Sacerdote.

De hecho sucedía casi lo mismo que con el arca de la alianza, salvo que eran los utensilios del templo los que estaban en riesgo de ser sustraídos.

Afortunadamente Dios ofrecía demostraciones sobrenaturales para hacer ver al pueblo de Israel que habían cosas que no podían tocarse, y sitios (como el lugar santísimo) que no podían ser visitados por cualquiera.

  1. La Tumba de Cristo

Remontándonos ahora al Nuevo Testamento, específicamente en el ínterin de tiempo entre la muerte y la resurrección de Jesús, podemos recordar que en los evangelios se señala que la Tumba de Cristo estaba sellada por una roca.

Quizás no se trata de una obra de ingeniería ideada por cerrajeros profesionales, pero ciertamente era bastante eficiente para evitar que alguien ingresara a las tumbas en días de reposo.

Aunque al parecer el peso de la roca no fue suficiente para detener lo que ocurrió al tercer día…