2 momentos más resaltantes de la biblia en los que se profetiza la llegada de Jesús

on

cropped-la-ultima-cena-grande.jpegMuchas personas ponen en duda la llegada de Jesús a la tierra, y no se les culpa ya que las preocupaciones, las ocupaciones en cosas que edifican y no tanto, quebrantan la fe de quienes poco conocen sobre la biblia.

Ahora bien, el origen sobrenatural de Jesús es una de las fortalezas de la fe de los cristianos, pero a la vez es una de las razones por las que existen tantas personas incrédulas.

Afortunadamente la biblia sustenta de manera contundente que Jesús no solo es el Hijo de Dios, sino que es real y su palabra existirá por los siglos de los siglos.

Mencionaremos los momentos más resaltantes en los que se profetiza la llegada de Jesús, que dieron y siguen siendo testimonio sobre el ser más influyente que ha existido en toda la historia de la humanidad.

Lo curioso de todo esto es que la biblia no tiene discordancia alguna en cada profecía, de modo que cada libro de la biblia se mantuvo resguardado por dispositivos de seguridad de la época, en la que se mencionan cofres, ánforas y todo aquello que funcionase a manera de caja fuerte.

  1. La maldición de la serpiente

En el momento que Adán y Eva son expulsados del Jardín del Edén, según el libro de génesis, Dios no solo esgrime maldiciones sobre los primeros seres vivientes sino también sobre la serpiente, representada por el Diablo que por muchos se conoce que es el adversario de Dios.

Las palabras de Dios expresadas a la serpiente fueron: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza y tú le herirás en el calcañar”. Aunque pocos entiendan estas palabras, se trata de la primera profecía que anunciaría la llegada de Jesús.

Y la explicación es bastante simple, la simiente del diablo serían aquellos que tuviesen mal proceder ante los ojos de Dios, y la simiente de la mujer sería Jesús.

La serpiente suele herirse por la cabeza (Diablo derrotado en la cruz), pero el calcañar de Jesús tuvo que ser traspasado con clavos en la cruz del calvario para establecer una victoria definitiva sobre el Diablo y el pecado.

  1. La ofrenda de Abel

Caín y Abel eran dos hermanos de los que se desconoce su relación fraternal antes de la muerte de Abel. Éstos fueron los primeros hijos de Adán y Eva, y para estos padres resultó muy penosa la muerte de su hijo menor, por lo que concebirían más adelante a Set.

Fue Caín quien mató a Abel a causa de la envidia sobre la ofrenda que otorgaría Abel a Dios. Dios pidió que ambos hijos entregasen la mejor ofrenda del fruto de su trabajo.

Caín haría un galardón de vegetales y hortalizas, mientras que Abel entregó un cordero sin mancha sacrificado, pues éste era pastor de ovejas.

La ofrenda que realizó Abel tiene muchísimo que ver con Jesús, ya que se trata de un cordero sin mancha que moriría en la cruz del calvario a causa de los pecados de la humanidad.

Lo que ofreció Caín a Dios no representaba gran sacrificio por parte de quien lo entrego y por ello no tuvo la aprobación de Dios como sucedió con Abel, ya que sin saberlo profetizó la muerte de Jesús.